Cuatro artistas argentinos que viven en muy distintas latitudes, jóvenes pero de consolidada trayectoria internacional, se juntan en la Galeria Kreisler en la exposición «Camino de cintura».

En ella podremos admirar obras de Franco Fasoli, todas con una raíz en común: la exploración del papel como método pictórico, tratando collages y pinturas en pulpa de papel; de Nicolás Romero (Ever), quien cuenta con un fantástico mural en el barrio de Lavapiés y que aquí nos ofrece una colección de obras basadas en elementos autobiográficos; de Santiago Paredes, artista que bebe del diseño y la moda en obras de carácter musical; y Octavio Garabello, afincado en Berlín, y sus retratos cotidianos, que esconden siempre una historia detrás.